Parábola de la Higuera Estéril
9 October, 2017
Parábola de la Levadura
16 October, 2017
Mostrar todo

El don del Espíritu Santo

En esta naturaleza carnal, no hay ningún justo, ni aún uno. Pues en la carne no nos nace buscar a Dios, somos inútiles, nadie es bueno. La boca se abre solo para hablar muerte, engañar y lanzar veneno contra otras personas y maldiciones, evidentemente los más cercanos son los que reciben la mayoría de estas palabras. Es una naturaleza violenta en contra de los demás, en ella no hay esperanza de paz y evidentemente no hay temor de Dios.

Seguramente, analizándonos a nosotros mismos, podríamos añadir a la lista del apóstol Pablo, otra serie de características de terror. Pero queda muy en claro que esta naturaleza es incapaz de producir los frutos del Reino de Dios por más esfuerzos que pudiéramos hacer. En esta naturaleza nadie puede ser justo, no hay justo, ni aún uno.

 

Leer más (PDF)

Leer más (PDF)

Descargar

Descargar

Escuchar

Escuchar

A %d blogueros les gusta esto: