Su Espíritu derramado
En miércoles anteriores estuvimos aprendiendo que el Espíritu Santo reparte dones y todos ellos son para la edificación de la iglesia, para poder multiplicarlos y edificar, sin embargo en una iglesia donde haya dones pero no hay amor todos los dones y habilitaciones  de nada sirve; es necesario que el mismo amor de Dios sea derramado en cada persona; y este miércoles el Espíritu Santo se derramó de una forma muy especial en cada asistente, repartiendo dones, unción, y el mismo amor de Dios;  un canal permanente de comunicación con Dios a través del Espíritu permanece abierto, escucha la conferencia y se ministrado por el Espíritu Santo.

Escuchar

Escuchar

Descargar

Descargar

A %d blogueros les gusta esto: