Fe diferenteMateo 15: 28«Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora» 
Una mujer extranjera se acercó a Jesús para pedir un milagro a favor de su hija, sin embargo fue ignorada, rechazada y hasta insultada en su intento; pero ella no dejó de persistir en su petición hasta que Jesús le dijo las palabras arriba mencionadas. ¿Qué fue lo que mantuvo a esa mujer delante de Jesús soportando todo ese rechazo? De acuerdo con Jesús, fue SU FE. Que tu fe esté basada en el Poder de Dios y no en conceptos, ni en teologías, ni en rituales.

A %d blogueros les gusta esto: