samuelSamuel, el último juez que hubo sobre Israel, fue consagrado, apartado para Dios inclusive antes de haber sido concebido, por una familia que buscaba a Dios mientras los demás hacían lo que mejor les parecía; Samuel fue entregado en el tabernáculo desde muy pequeño, estaba cerca de la presencia de Dios, aun no conocía la voz de Dios pero estaba siendo preparado para ser un hombre usado por Dios, una lámpara que llevaría reformación para toda la nación. Hoy día en esta tierra se necesitan hombres y mujeres de Dios que sean lámparas a donde vayan, que a través de cada uno de ellos haya una reformación en la gente que los escuche, conoce lo que caracteriza a un hombre de Dios y se de bendición en donde Dios te ha puesto.

Leer más (PDF)

Leer más (PDF)

Descargar

Descargar

Escuchar

Escuchar

A %d blogueros les gusta esto: