Del horno y los leones, a las alturas
31 March, 2019
Moisés, un fuego que no se apaga
7 April, 2019
Mostrar todo

Glorificados en Cristo

Como hemos visto, Jesús había lavado los pies de todos sus discípulos incluyendo a Judas, quien habría de traicionarle. Así que cuando ya se disponían a tomar la pascua, Jesús anunció delante de todos que uno de ellos le traicionaría y le entregaría.

Esta declaración causó gran sorpresa y consternación entre los discípulos, y por supuesto mucha incertidumbre por conocer de quien sería el traidor de quien hablaba Jesús. Así entonces Jesús les dice que quien coma el pan mojado era el traidor, y le da el pan a Judas.

Pero tomó el pan de la traición y lo comió, aceptando el trato de satanás para entregarle. Entonces Judas salió de la reunión, ya no comió la pascua con los otros discípulos. En aquella pascua Jesús les habló de comer de Él, pues Él es el pan de vida. Partió el pan en una muestra de cómo nosotros debíamos comer de Él y entonces ser un solo cuerpo en Cristo.

Y entonces, una vez que Judas había abandonado el recinto y habían tomado la cena, leemos en el evangelio de Juan que Jesús dijo delante de sus discípulos: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en él. 32Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo, y en seguida le glorificará.

Leer más (PDF)
Leer más (PDF)
Descargar
Descargar
Escuchar
Escuchar
A %d blogueros les gusta esto: