La ley del amor
25 August, 2019
Sanidades y milagros
15 September, 2019
Mostrar todo

Reposando en Jesús

Hoy quiero hablarles de otro de los errores de comprensión más comunes acerca de la gracia de Dios en Cristo Jesús relatado en Hebreos 4: 8 Porque si Josué les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. 9 Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.
El reposo del Señor no era la tierra prometida a cual entró Josué, sino que hay otro reposo para el pueblo de Dios. Pero escucha bien cual fue el problema del pueblo de Dios: no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.

Ya son varias conferencias en que te vengo hablando de las no solo buenas, sino maravillosas noticias de la Gracia de Dios. Al igual que aquellos, tu has escuchado la Palabra de Salvación y todo lo que Jesús ya ha ganado para ti, te he mostrado lo que ya eres en Cristo Jesús. A aquellos la palabra escuchada no les aprovechó por no ir acompañada de fe; pero yo ruego a Dios que esta formidable Palabra que te he dado pueda no solo entenderse y comprenderse, sino que vaya acompañada de fe, de tal modo que: 3 Pero los que hemos creído entramos en el reposo.

Escucha bien: Quien ha entrado en Su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios ha reposado de las Suyas. Vivir en el reposo de Dios es vivir en la Gracia de Dios. Nada en la Gracia de Dios se obtiene a través del esfuerzo personal en la carne; sino a través de la fe que es espiritual. Lo nacido de la carne, carne es; pero lo nacido del Espíritu, espíritu es.

Leer más (PDF)
Leer más (PDF)
Escuchar
Escuchar
Descargar
Descargar
A %d blogueros les gusta esto: