Hablar de la Gracia de Dios en Cristo Jesús es hablar de riquezas. El apóstol Pablo les dice a los Corintios que ya conocen la gracia de Dios que consiste en que Jesús, siendo rico se hizo pobre, para que nosotros, con Su pobreza, fuéramos enriquecidos.

Hablar de la Gracia de Dios en Cristo Jesús es hablar de abundancia. Jesús nos ha sacado del reino de las tinieblas para Su reino de luz, ha quebrado el cetro del opresor, ha multiplicado la alegría, nos ha dado vida, gloria y bendición en abundancia. La Gracia de Jesús no es suficiente, es bastante, rebasa nuestras necesidades.

Hablar de la Gracia de Dios en Cristo Jesús es hablar de abundancia. Jesús nos ha sacado del reino de las tinieblas para Su reino de luz, ha quebrado el cetro del opresor, ha multiplicado la alegría, nos ha dado vida, gloria y bendición en abundancia. La Gracia de Jesús no es suficiente, es bastante, rebasa nuestras necesidades.

En estos tiempos en que el mundo entero sufre por una economía estancada o hasta decreciente como es el caso de nuestro país, con una amenaza de enfermedad por este virus infernal; podemos confiar en que no solo Dios tiene una protección para nosotros, sino en que un nuevo tiempo viene para el mundo entero y también para la iglesia.

Ciertamente el mundo sufrirá de mayores tinieblas, principio de dolores es este; pero la iglesia disfrutará de las riquezas abundantes de la maravillosa gloria de Dios. Mientras había tinieblas en Egipto, el pueblo de Dios tenía luz en sus ventanas.

Así que prepárense para este nuevo tiempo, aún es tiempo de subir al monte y bajar los nuevos diseños que Dios tiene, es tiempo de creer y tomar las promesas de Dios; recuerda que como creíste te será hecho.

Quisiera que el día de hoy conocieras 5 Secretos de administración de la abundancia que Dios nos da aún en estos tiempos.

A %d blogueros les gusta esto: